Florencia en tres días

Florencia en tres dias

Tras las actividades propuestas en Florencia en dos días, si gozamos del privilegio de un tercer día, las posibilidades de llevarnos más recuerdos de esta ciudad aumentan significativamente. Se aprovechará el último día para visitar otros enclaves significativos de la ciudad.

Para empezar, se propone el emblemático Palazzo Vecchio cuyo interior deja sin palabras a cualquiera. Conviene visitar la página web del museo para verificar los diferentes horarios así como los precios, aunque se recomienda disponer de la tarjeta Firenze Card que servirá además para otras actividades aquí propuestas. Otro museo imprescindible es el Museo Nazionale del Bargello, sede de interesantes esculturas procedentes de los siglos transcurridos entre el XIV y el XVI. El precio ronda los 6,50 euros si no se dispone de la Firenze Card. En cuanto al horario, habría que consultarlo también previamente en su sitio web, ya que cierra algunos domingos del mes así como por las tardes.

No muy lejos de aquí queda la Iglesia Santa María Novella; se trata de una iglesia muy vistosa gracias a la mezcla de colores que decoran y engalanan cada detalle de su construcción. Junto a la Iglesia de Santa Croce, es una de las iglesias más bonitas de Florencia. Y si su exterior es majestuoso, su interior no se queda atrás, ya que en sus paredes se vislumbran frescos que nos ayudan a conocer cómo era la vida de los florentinos en la alta Edad Media. Destacan especialmente el fresco de El Crucifijo de Brunelleschi y el de La Trinidad de Masaccio. No hay que olvidarse de pasear por el Claustro Verde cuya decoración se la debemos a Paolo Ucello. Este peculiar trazado del Chiostro Verde conduce al visitante hacia la Capilla Española, lugar donde se encuentran los apreciados frescos del Triunfo de la Orden Dominica.

Y si sigue sobrando tiempo, siempre se puede disfrutar de los mercados de la ciudad, no solo alimenticios con productos destacados de la zona (como sus embutidos toscanos, quesos o vinos toscanos), sino también de todo tipo de complementos y accesorios, cmo zapatos o objetos de decoración. Estos son el Mercato Nuovo, un lugar donde comprar baratijas de todo tipo, o los tenderetes que se agrupan cerca de San Lorenzo de Piazzale Michelangelo, Forte di Belvedere o Bellosguardo desde donde se pueden ver unas magníficas vistas de la ciudad.

Foto: Giuseppe

Opina

*

17 − 8 =