Florencia en cuatro días

Florencia en cuatro dias

Si el turista dispone de un cuarto día extra para recorrer Florencia, tras haber realizado las propuestas que se detallaban en Florencia en dos días y Florencia en tres días, todavía podrá disfrutar de más excursiones relevantes.

Así, se puede dedicar la jornada a ver los muchos y variados mercados que se reparten en en Florencia. Comenzando por el centro histórico, los mercados harán las delicias de aquellos a los que les gusta perderse entre los productos locales. Además, aquí se encontrarán muchos artículos dignos de ser regalados, por lo que conviene tomarse un tiempo para localizar los mejores precios y valorar bien las compras. Los mercados más famosos son el Mercato Centrale, el Mercato de San Lorenzo y el Mercado del Porcellino.

Caminando hacia el Ponte Vecchio se revivirán preciosas estampas de la ciudad y ahora tendremos tiempo de contemplarlas con más calma. Una vez llegados al Ponte Vecchio, las mejores tiendas de la ciudad se congregan par satisfacer a los clientes más exigentes. Las calles que rozan este enclave albergan boutiques de grandes diseñadores y en especial, no se deben dejar de visitar Via Calimala y Via Por Santa María.

A menos de trescientos metros del Ponte Vecchio -razón por la cual se podrá continuar a pie- se encuentra el Museo Galileo, más exactamente en la Piazza dei Giudici. Este interesante museo imperdible para los amantes de la ciencia está abierto todos los días de 9:30 a seis de la tarde, excepto los martes que solo abre hasta las 13 horas. En cuanto al precio, si no se dispone de la Firenze Card– los adultos deberán pagar 9 euros y los niños de edades comprendidas entre los 6 y los 18 años así como las personas mayores de 65 años solo pagarán 5,50 euros por su entrada.

También puede ser el momento de visitar algunos alrededores de la Toscana, como Siena, Pisa, Lucca o la zona del Chianti. Pero si se prefiere no abandonar la ciudad, se puede aprovechar el tiempo en otros lugares que no figuran como imprescindibles pero que pueden deleitar más que otros recomendados. Se trata del Museo Arqueológico o el Museo de la Ciencia, con gran cantidad y variedad de objetos históricos dedicados a este campo de estudio. Quienes amen el arte pueden visitar también los cenáculos, las pinturas de la Última Cena que albergan los refectorios de los monasterios. Y si se prefiere descansar, nada como tomar algo en las cafeterías de la Piazza della Repubblica o la zona de Santo Spirito.

Foto: blmiers2

Opina

*

3 + 8 =