Pisa

Pisa

Si vas a pasar unos días en Florencia, ciudad del Renacimiento por excelencia, una visita imprescindible es Pisa. Además, es posible visitarla en tan solo un día sin perderse las maravillas que en esta ciudad se concentran. Y es que, su principal atractivo es la torre inclinada tan conocida, de modo que estando tan cerca de ciudades como Florencia, merece la pena hacer el esfuerzo y moverse un poco para hacerse esa famosa fotografía imitando que se aguanta.

En primer lugar, para llegar hasta ella lo mejor -más rápido y cómodo- es coger el tren. Este se podrá tomar en la Stazione de Santa Maria Novella situada en la Piazza della Stazione. El viaje solo requiere una hora y media de tren y el precio de ida y vuelta oscila entre los seis y los ocho euros. Una vez llegados a Pisa, es muy fácil llegar a la Piazza dei Miracoli, donde se yergue la famosa torre inclinada. Como es el enclave más importante de Pisa se encuentra muy bien indicado, con lo cual no hay ningún peligro en perderse y es recomendable ir dando un paseo para conocer la ciudad. De todos modos, con un pequeño plano que se podrá descargar en el sitio web de la ciudad será muy fácil llegar. Y por si no se desea caminar, existen autobuses que van a la estación desde la Piazza dei Miracoli con frecuencia.

Si se prefiere, se puede contratar una visita guiada de medio día (con guía en español), que incluye la recogida en un lugar céntrico de Florencia, el traslado en autobús hasta Pisa y la devolución al lugar de origen con explicaciones detalladas de un guía profesional por 45€. Puedes hacer la reserva a través de Turismoteca, directamente desde aquí.

Además de la torre, existen otros muchos enclaves relevantes dentro de la Piazza dei Miracoli. Allí también se localizan el Duomo -la ya citada torre inclinada-, el Baptisterio y el Camposanto, un recinto monumental en el que se asienta el cementerio. Y es que todo lo mejor de Pisa se encuentra junto para deleite de los turistas que vayan con el tiempo justo.

Y si quedara más tiempo, Pisa alberga numerosos museos entre los que destacamos el Museo dell’Opera del Duomo, el Museo Nazionale di San Matteo y el Museo Nazionale di Palazzo Reale.

En Pisa tratan bien a los huéspedes, y eso se demuestra en la mayoría de los restaurantes de la ciudad. Especialmente, es aconsejable dejarse seducir por L’Ostellino, situado en Piazza Cavallotti, que presume de servir los mejores paninis según los propios locales. Y sencillamente perfecta es la cocina italiana del Gusto Giusto, que se encontrará en Via Cottolengo.

Foto: Giovanni

Opina

*

2 × 5 =