Museo Stibbert

Museo Stibbert - Florencia

El Museo Stibbert se encuentra en Via Federigo Stibbert. Se trata de un pequeño tesoro muy desconocido por el turismo ya que es eclipsado por otros museos internacionalmente conocidos dentro de la cultural Florencia.

Este museo alberga la colección de Frederick Stibbert (1838-1906), nacido en Florencia, de padre inglés y madre italiana y que sin duda se enamoró de la preciosa Firenze. Venía de una familia de militares: su padre era coronel de la prestigiosa Guardia Coldstream, y su abuelo el gobernador general de Bengala, India, donde se inició la riqueza de la familia que el joven Stibbert heredó a los veinte años.

Pronto dedicó su atención a la colección que él mismo ha creado, en la colina de Montughi. “Mi Museo”, como él lo llamaba, “que me ha costado grandes sumas de dinero, una gran cantidad de atención y trabajo duro”, añade en su testamento. A su muerte dejó el museo a la ciudad de Florencia.

Stibbert se enriqueció con los negocios ferroviarios que desarrolló en su país y tras su muerte donó la villa en la que residió así como los jardines y las colecciones con las que se hizo en vida. El museo lo gestiona una fundación creada por el propio Stibbert. Toda su fortuna fue dejada al museo de la primera instancia de la Nación Británica y en caso de renuncia a la ciudad de Florencia, la que se ha hecho cargo. Como obligaciones requeridas: mantener las colecciones en su lugar y ambiente en el que las concibió el propio Stibber y abrir el museo al público para el conocimiento de los expertos y la educación de los jóvenes.

Lo que más impresionará de este museo son las armas. Hay una sala maravillosa dedicada a los caballeros otomanos turcos decorada con incrustaciones moriscas que se remonta al siglo XVI. También es relevante la colección japonesa, que figura como la más extensa del mundo fuera de Japón. En ella se encontrarán espectaculares catanas y armaduras que nos remiten a un pasado samurái.

También hay célebres pinturas de artistas como Luca Giordano, Brueghel el Joven, Pietro Lorenzetti y Alessandro Allori. Finalmente, merece la pena destacar también las colecciones de mobiliario antiguo y por supuesto, los jardines, igualables en belleza al Parco delle Cascine.

Para visualizar todo el museo se necesita al menos una hora y esta será guiada por un tutor. Los grupos no serán mayores de veinticinco personas, por lo que es posible que haya que esperar para entrar.

Para llegar al Museo Stibbert se recomienda coger el autobús 4 que sale de la Stazione Santa Maria Novella, apeándose en la parada Gioia.

El horario de apertura es los lunes, martes y miércoles de diez a dos y los viernes, sábados y domingos de diez a seis de la tarde. Este museo se halla cerrado los jueves.

En cuanto al precio del billete normal es de 6 euros mientras que el reducido será para los menores de doce años y las personas con discapacidad.

Foto: Mr. Kimberly

Opina

*

tres − dos =