Recorrer el Corredor Vasariano

Corredor Vasariano FlorenciaEl Corredor Vasariano -Corridoio Vasariano en italiano- es otro de los placeres culturales de los muchos que ofrece la bellísima Florencia. Se trata de un camino elevado que conecta al Palazzo Vecchio con el Palazzo Pitti pasando por la Galleria degli Uffizi y por encima del Ponte Vecchio.

Uno de los datos que más llama la atención al turista es que el Corredor Vasariano fue construido en tan solo cinco meses, un hecho que dada la envergadura de la obra que se podrá valorar especialmente cuando se visite, cuanto menos, impresiona.

El hecho de que este corredor fuera elevado fue pensado especialmente para que el Gran Duque pudiera moverse libremente y de forma segura desde su residencia al palacio en el que realizaban todas las tareas políticas y administrativas de la ciudad. La familia se mudó cuando en el Ponte Vecchio se alojó el mercado de la carne y con él, sus malos olores. Su lugar fue tomado por orfebrerías, que todavía se encuentran en este lugar emblemático de Florencia. De este modo, la galería tuvo que pasar irremediablemente alrededor de la Torre Manneli, a pesar de la fuerte oposición de esta familia a su construcción.

El centro del Ponte Vecchio en este corredor, ofrece unas ventanas panorámicas con vistas al Arno en dirección al Ponte Santa Trinitá, reemplazando las pequeñas ventanas que se construyeron en origen bajo la orden de Benito Mussolini.

Al cruzar el Ponte Vecchio, se pasa por la logia de la Iglesia de Santa Felicita, donde se puede ver un gran balcón protegido por una baranda que apunta al interior de la iglesia y que permitía a la familia del Gran Duque, presenciar celebraciones de forma privada y separada del resto de fieles.

El Corredor de Vasari constituye una buena parte de la visita guiada de la Galleria degli Uffizi, que termina con el Giardino di Boboli. En la actualidad, y tal y como se verá durante la visita, este tramo constituye una parte más de la galería en la que se exhiben colecciones de retratos de la familia de los Medici.

Sin duda, es altamente recomendable recorrer este largo pasillo que bien puede llevarle una hora al visitante, ya que brindará un pasaje romántico en el tiempo hacia un Renacimiento aún muy vivo en la ciudad gracias a las muchas obras de arte que esta visita deparan así como a la suave brisa del cercano Arno. Y es que la impresión que aún perdurará en la memoria más reciente del turista tras haber contemplado las maravillosas obras de arte que la Galleria degli Uffizi presenta en sus exhibiciones ayudará a que sea un paseo inolvidable.

Foto: Alessandra

Opina

*

tres × cuatro =