Barrio centro-oeste

Piazza della Republica Florencia

Dentro del barrio Centro Oeste hay célebres plazas que serán paradas obligatorias para el turista. Así, la Piazza della Repubblica constituye uno de los lugares más importantes de Florencia. Anteriormente, acogía al Mercato Vecchio, al gueto de Firenze así como a la Loggia del Pesce mientras que en la actualidad, cafeterías y locales rodean la plaza. Es especialmente recomendable el café de Giubbe Rosse; se trata de un café literario en el que se reunieron escritores y artistas vinculados al movimiento del Futurismo. Hoy es además un turístico restaurante y aunque lo mejor de él sea el ambiente, merece la pena tomarse algo en él.

Esta plaza cuenta con una imponente presencia: la iglesia de Santa Maria de la Novella. Esta iglesia, sede de los dominicos, guarda tras sus muros dos obras que generan gran expectación: el fresco La Trinidad de Masaccio y la escultura de madera El Crucifijo de Brunelleschi. También merece la pena recorrer el Chiostro Verde que conduce al visitante hasta la Capilla Española. Esta es una de las iglesias más importantes de Florencia.

La estación de trenes de Florencia también se localiza en el barrio Centro Oeste. Con el mismo nombre que la basílica, Stazione Santa Maria Novella, la zona que rodea a la estación es una de las mejores zonas para ir de compras, aunque conviene saber que los precios de las tiendas suelen ser elevados dado el nivel de las boutiques y firmas que alberga. Así, en Via de Tornabuoni alternan las joyerías con las boutiques de Dior, Armani o Versace, entre otras. En cuanto a la estación, es también conocida por su acrónimo: Firenze SMN y es la estación central de ferrocarril de Florencia, lo que la convierte en la más grande de la ciudad y de la región de la Toscana. Construida en los años 30, debe su existencia, entre otros arquitectos, a Giovanni Michelucci y es considerada una de las obras maestras del racionalismo italiano de los años 30.

Y si se busca un parque, aquí también se encontrará el más grande de la ciudad: el Parco Le Cascine, abierto a diario de 8 a 18 horas durante el otoño y el invierno y de 7 a 21 horas durante la primavera y el verano.

Finalmente, para comer será ideal cualquier sitio, aunque nuevamente se debe tener en cuenta que en esta zona pueden resultar algo caros.

Foto: Rob

Opina

*

5 + seis =