Ver Florencia con el autobús turístico

autobus turistico florencia

Existe una línea turística de autobuses perfecta para recorrer Florencia sin cansarse y sin perderse, aunque en esta ciudad -con el Duomo como punto imperdible de referencia, omnipresente en toda la ciudad gracias a la majestuoso cúpula que ostenta- sea imposible liarse con el plano. Sin embargo, es conveniente desplazarse para ver otros atractivos de la ciudad, esto sin tener en cuenta las ciudades cercanas que se pueden descubrir y que pueden encontrarse, como se suele decir popularmente, a tiro de piedra. Hablamos de Siena o Pisa, Lucca o Arezzo entre otras.

La Citysightseeing ofrece un servicio basado en dos líneas -la A y la B- formado por dos autobuses de dos plantas que realizan un recorrido muy recomendable pasando por los puntos de interés turístico más destacados de la ciudad del Renacimiento. Además, cuenta con un tour guiado disponible en siete idiomas -por supuesto, una de ella es el español- del que se podrá disfrutar mediante el uso de unos auriculares muy confortables.

Para hacer uso de este servicio hay que adquirir un billete que será válido durante veinticuatro o cuarenta y ocho horas, a elección del usuario, por lo que será posible subir y bajar del autobús cuando se crea pertinente, para estar más tiempo en un enclave determinado, para comer o simplemente para descansar. El precio del billete es de 20 euros para un día y 25 euros para dos días, existiendo un billete reducido para niños de seis a quince años cuyo coste es de 10 o 12’50 euros para 1 o 2 días respectivamente. Las personas mayores de sesenta y cinco que dispongan de Carta Fata subirán gratis empleando solo la planta baja del autobús.

La compra del billete se puede realizar online, a través de Turismoteca, directamente desde aquí.

Además, ahora es posible utilizar este particular billete para otros medios de transporte de Florencia, ofreciendo así la gran ventaja de ser válido en todos los autobuses de la línea Ataf y Li-nea permitiendo un libre acceso en sus medios de transporte además de los ofertados por la empresa Citysightseeing. Esto será especialmente útil cuando no se posea la Firenze Card, ya que permitirá moverse por la ciudad durante cuarenta y ocho horas sin preocuparse de nada.

La parada desde la que se inician los tours es la correspondiente a la Piazza Stazione Santa Maria Novella.

A través de estos recursos es posible aprovechar al máximo el tiempo en la ciudad, descubriéndola pero a la vez manteniendo las energías para poder aprovechar cada minuto en ella. Y es que, una buena organización es fundamental para no perderse ni un minuto de los días de estancia.

Opina

*

tres × 1 =